sábado, 4 de marzo de 2017

Germà de Gel- Hermano de Hielo- Alicia Kopf. Una crítica.




Vagando por mi librería habitual, me sorprendió la belleza hipnótica de la portada de uno de los libros expuestos. Al ver la pegatina del prestigioso Premi Llibreter y lo atractivo de su sinopsis, tuve claro que me lo llevaba conmigo. La obra en cuestión es Hermano de Hielo de Alicia Kopf, una autora que me era totalmente desconocida.

Indagando posteriormente (aunque en la solapa lo indica), pude comprobar que Alicia Kopf es el seudónimo de la joven artista multidisciplinar Imma Àvalos y que esta es su primera novela después de la publicación en 2011 de Maneres de (no) entrar a casa, un libro de relatos. 

En Hermano de Hielo, la autora se sirve de su fascinación por los polos, el hielo, los icebergs y el frío en general para, utilizando gélidas metáforas, narrar en primera persona la búsqueda de sí misma después de la separación de sus padres siendo niña, de la dificultad de crecer con un hermano autista –el hermano de hielo del título-, o de sus escasamente satisactorias relaciones amorosas, mientras entremezcla interesantes historias sobre expediciones polares, tanto exitosas como otras dramáticamente fracasadas, alumbrando aspectos bastante desconocidas de las mismas y hablándonos de aventureros como Amundsen, Scott, Shackleton, Peary y algunos otros más. 

De buenas a primeras sorprende la estructura del libro ya que no se trata de la narración de una historia con continuidad sino que Alicia Kopf utiliza la épica de los descubrimientos polares – de inicios del S. XIX- para introducirnos en su mundo cotidiano, en su realidad. Estos saltos y cambios de temática no dejan de ser reflejo de su vocación multidisciplinar, aunque cabe resaltar el gran mérito de la escritora en realizarlos sin buscar en ningún momento trascendencia ni caer en una impostada pretenciosidad. El uso de la voz en primera persona y un lenguaje cercano y atractivo provoca que la lectura avance con facilidad y capte rápidamente la atención del lector, atención que se incrementa al mezclar diferentes temas y épocas con naturalidad y sin estridencias en la continuidad.

A pesar de su atractivo, el libro deja un ligero poso de insatisfacción debido a la asepsia mostrada en los aspectos personales, en que los se muestran muy contenidos –congelados- y la narración peca de una cierta languidez, echando en falta una inyección de pasión y de sangre caliente que hubiese repercutido en una mayor perdurabilidad del mismo. Esto puede responder a un cierto pudor de la autora o bien, que sea un efecto metafórico buscado como reflejo de la presencia constante del hielo que se apodera, mediante una fina capa de escarcha, de toda la narración.

Hermano de Hielo es un libro sorprendente que provoca que fijemos la atención en Alicia Kopf, interesante autora de originales fijaciones, y estemos pendientes de sus nuevos pasos. 

Alicia Kopf en la Wikipedia


Recomendación: 
Aunque no venga a cuento, creo que no he recomendado en ningún momento leer al gran Kiko Amat, especialmente Cosas que hacen bum y la prodigiosa Rompepistas.

Mientras escribía esta reseña he escuchado el grato Cold Science del grupo post punk belga Les Panties, el frenético Endless de Soviet Soviet -posiblemente de los mejores grupos post punk actuales- y el oportunamente gélido Some Vague Desire de The Agnes Circle. Unas lecturas muy coldwave, por cierto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada