martes, 20 de diciembre de 2016

Trentemøller- Fixion. Una crítica

Fixion es ya el cuarto trabajo de Anders Trentemøller. El músico y productor danés logró consolidar su nombre dentro de la electrónica con el segundo, Into the Great Wide Yonder, y en su anterior disco, Lost, viró hacia un rock electrónico con incursiones puntuales en el post-punk y kraut rock pero al que el muy elevado número de colaboradores dispersaba estilísticamente. En Fixion reduce los invitados, para lograr una mayor coherencia, a tan solo 3: Marie Fisker que repite, Lisbeth Frize (de Giana Factory a los que produjo su último trabajo) y en una demostración de puntería y buen gusto, Jenny Beth de las enormes Savages (de quien el mismo Trentemøller ha reconocido su fascinación hacia ella).

Fixion ya desde su portada, ofrece un ejercicio de estilo cubriendo su música con un manto oscuro, inquietante y melancólico que se ve potenciado por el paralelismo de las voces de sus cantantes. Transita sin titubeos por una gélida darkwave que nos transporta a los primeros años de la década de los ochenta, desde los atmosféricos teclados de la inicial One Eye Open, pasando por Never Fade, repleta de voces susurrantes dando lugar a una alucinada y muy cinematográfica canción que bien podría haber sido un enfermizo tema descartado de los años más oscuros de The Cure, de los que toman prestadas tanto las guitarras como el malsano ambiente que transmite. Redefine y Spinning nos recuerdan la bipolaridad de Siouxsie (o es Joy Division con voz femenina?) la ligereza pop de la primera se contrapone con la tenebrosidad de la segunda, dando lugar a una canción tan solemne como disfrutable en la que destaca la glacial interpretación vocal de Marie Frisker. Dentro de este grupo se hallan las dos mejores canciones del disco, que devora -más que canta- Jehny Beth: la deliciosa y arrebatadora Complicated y el muy efectivo primer single, River in me, un rompepistas total en que la voz de la cantante surfea sobre percusiones repetitivas e imaginativos sintetizadores llenos de ritmo que enloquecen la canción. Una barbaridad destinada a perdurar.


Para seguir con la línea marcada incluso los instrumentales se vuelven introspectivos y marcados por añejos sintetizadores y frías percusiones post- punk, como en Sinus donde el hipnótico ritmo marcial se adueña totalmente de la canción, Phoenicia, ensoñador tema de estructura krautrock y, especialmente, November, tema muy adecuado para una inquietante y angustiosa banda sonora de película de miedo. Destacar que el ambiente sombrío y la ensoñación que producen estos instrumentales les hacen idóneos para el cine.


El único momento en que el disco rompe con su contención, dejando de lado la mencionada River in me, lo hallamos en Circuits que con su ritmo arrollador debido a sus agresivas bases electrónicas nos recuerda a los Nine Inch Nails del Downward the Spiral. Para terminar el disco, reserva un caramelo, Where The Shadows Fall, un etéreo y melancólico tema en clave dream pop en el que canta por única vez Lisbet Fritze, que hasta este momento se limitaba a colaborar con cortantes bajos y cristalinas guitarras.


Trentemøller entrega con Fixion un disco magnífico, de largo recorrido, que mejora con las escuchas gracias a la gran cantidad de minimalistas arreglos y detalles que esconden sus canciones. Bebe sabiamente de maravillosas fuentes como The Cure, Joy Division, Siouxie & The Banshees, The Sound e incluso New Order sin ser una mera copia sino llevándolo perfectamente a su terreno y consiguiendo, como es habitual en él, un sonido impecable. También es elogiable el enorme gusto del danés al elegir a sus vocalistas, con unas Jehnny Beth y Marie Frisker en absoluto estado de gracia (las referencias a Siouxsie no son en absoluto gratuitas). Fixion posiblemente alejará a Trentemøller de las pistas de baile pero le alojará confortablemente en nuestros corazones y, de todos modos, ya habrá remixes que provocarán que gastemos suela con estas grandes canciones.

 RIVER IN ME

REDEFINE

COMPLICATED

 

FIXION EN SPOTI


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada