sábado, 28 de marzo de 2015

Motorama- Poverty. Una crítica.




Hará ya unos 5 años y casi por sorpresa descubrimos a un desconocido grupo originario de Rusia llamado Motorama, cuando publicaron su primer disco, Alps. Ellos fueron, y siguen siendo, los abanderados de un movimiento de revival post-punk venido de ese país del que también formaban parte grupos como Manicure, Human Tetris o Utro. Un par de años después de su debut entregaron su segundo disco, Calendar.  En ambos casos buenos discos que seguían los senderos abiertos por Joy Division, tanto en la frialdad de sus atmósferas como en la voz del cantante, que evoca claramente a Ian Curtis. A inicios de este 2015, casi tres años después de su último trabajo, nos entregan su nuevo disco, Poverty.


Y este período de tiempo ha dado sus frutos, Poverty es un gran disco, siguen con su querencia post-punk y la influencia de los mancunianos pero amplian su paleta potenciando unas guitarras muy jangle pop –recordando en ocasiones a The Smiths- y, especialmente, cediéndole mucho más protagonismo a un bajo robusto y acelerado que combina perfectamente con los paisajes ensoñadores creados por los teclados. En conjunto, las canciones son más certeras, contundentes y rítmicas que en sus discos anteriores que, en ocasiones, pecaban de una cierta languidez que acababa lastrando el resultado final.


Poverty tiene un ritmo frenético, sus 30 minutos repartidos en 9 escasas canciones se nos hacen muy cortos. Los rusos siguen obviando el uso de estribillos pero ni falta que les hace con grandes canciones como la inicial Corona, la luminosa Red Drop, la cadencia pop en Dispersed Energy, las enérgica y oscuras Lottery y Old, y el magnífico cierre del disco con Write to me.


Después de varias escuchas podemos afirmar que Poverty es un muy buen trabajo y nos ha producido una grata impresión, conviertiéndose a nuestro juicio en el mejor disco de Motorama.
 Corona

 Lottery

 Dispersed Energy

 Write to me

Poverty en Spoti

2 comentarios:

  1. Me gustan, aunque no tengan estribillos. Son lo suficientemente poperos para mis oídos delicados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me gustan mucho. Este equilibrio entre los bajos y los teclados tirando a góticos con las guitarras luminosas y cristalinas, me atrae mucho.

      Eliminar