miércoles, 26 de marzo de 2014

Las Ruinas- Cerveza Beer


Cerveza beer, cerveza beer,
‘aquesta nit’ voy a salir,
por las ‘carrers’ del Raval
la people no me mira mal,
¿Who is esa ‘noia’ hermosa
que viene por Joaquim Costa?
la invito a ‘menjar’ un shawarma,
‘em diu’: “fifty euros, vamos a la cama”
‘A veure’ si en el MACBA hay suerte,  
oh shit! me ha caído un skater
me voy para el bar Marsella,
‘de peu’ I drink tres estrellas,
en el Big Bang hay party retro,
aquí no ligo, ‘em vaig’ al metro,
y allí viene mi only consuelo
cerveza beer a sólo un euro
‘Dona’m dos’ I say to the paki,
que esta ‘nit’ I got nothing,
por Sant Pau llego a la Rambla,
los guiris cantan: “para bailar la Bamba!”
Ven aquí, ven a celebrar
ven aquí, ven a celebrar
ven aquí, ven a celebrar
ven aquí, ven a celebrar 


viernes, 21 de marzo de 2014

Arcade Fire- Reflektor. Una crítica.


Los canadienses Arcade Fire, posiblemente junto con Radiohead el grupo más “grande” de la música alternativa, han requerido de los servicios de James Murphy (LCD Soundsystem) para que les produzca su nuevo LP, Reflektor, el 4º en su carrera.


Después de 3 grandes discos y tras haber perdido el factor sorpresa, muy probablemente la banda haya querido dar un bandazo a su carrera, juntándose con un productor que les dé un barniz electrónico (ahondando en el camino iniciado en la fantástica Sprawl II -Mountains Beyond Mountains- de su enorme e infravalorado The Suburbs), dejando a un lado la épica habitual de sus obras, una de las característica que les han convertido en un referente.


Tras una campaña publicitaria de amplia presencia en los medios se presentó el disco con el single de título homónimo, Reflektor, tema espléndido y claramente dirigido a la pista de baile, a pesar de sus 7:34 minutos. Un acierto total para abrir el nuevo disco.


La  siguiente canción, We Exist, con su enorme base rítmica que recuerda a la genial Black is Black de Los Bravos y sus arreglos discotequeros vacilones se convierte en otro gran tema que gana con las escuchas.


A pesar de estos 2 magníficos temas como inicio, su continuación no logra mantener el nivel; Flashbulb Eyes se convierte en un batiburrillo de ritmos entrecortados que llegan a recordar a un reggaeton amplificado, Here comes the Night Time solo es atractiva cuando se acelera y alcanza un ritmo esquizofrénico (similar a Wonder II  del último disco de my Bloody Valentine) siendo el resto muy anodino. La falta de instrumentos de cuerda, marca de la casa arcadefireana, se acusa mucho en Normal Person y en You Already Now en que toda la canción gira en torno a Win, tanto que su voz se vuelve histriónica haciéndose demasiado insistente.


Después de éstas, la acertada Joan of Arc sabe a gloria subiendo el nivel y Here Comes the Night Time II da una tregua antes de las 3 canciones siguientes: Awful Sound (Oh Eurydice), It’s never Over (Oh Orpheus) y Porno, todas ellas superando los 6 minutos, demasiado tiempo para unas canciones tan planas, con pocos instantes destacados y mucha monotonía. Sus casi 20 minutos son un “polvorón de difícil digestión” provocando dispersión en la atención del oyente.


Atención que se recupera inmediatamente con las 2 últimas composiciones del disco; Afterlife y Supersymmetry, 2 auténticas maravillas en que la conjunción entre Arcade Fire y James Murphy encaja a la perfección y logran cerrar el disco dejando un muy  buen sabor de boca.


Es un mal disco? Para nada, un disco que contiene Reflektor, We Exist, Joan of Arc, Afterlife y Supersymmetry no puede ser malo pero su excesiva duración (75 minutos) y la gran diferencia de calidad entre las canciones mencionadas y el resto son un lastre insuperable para éste Reflektor.


La pátina electrónica que Arcade Fire le han querido dar a su música le sienta bien pero no hasta el punto de ser su característica principal. Se acusa mucho la ausencia de guitarras, violines y otros instrumentos de cuerda que definen su sonido. Su sustitución por bases electrónicas se revela insuficiente y la solución no estriba en dar mayor  protagonismo (aún) a la parte vocal de Win, ya que ésta se convierte en excesiva en varios momentos.


Reflektor sería mucho mejor y más disfrutable si lo hubiesen podado en 3-4 canciones y recortado la duración de varias de ellas. Aún así, tanto Reflektor, We Exist y Afterlife ya son  nuevos clásicos de la banda canadiense.
  
REFLEKTOR

WE EXIST

AFTERLIFE

REFLEKTOR en Spotify

domingo, 16 de marzo de 2014

Joy Division- Something Must Break


To waste and choose or raise the dead
With pain behind go straight ahead
Room full of people grouping as one
I can't break out now
the time just won't come

To waste and choose which way to go
Decide for me please let me know
Looked in the mirror
saw I was wrong

If I could get back to - where I belong
To waste and choose which way to go
I paused for one
whom signs forbode

If we were immortal we would not bear
Washed up on the beat here
Struggle for air
I see you face still in my window

Tormented clouds won't set me free
Something must break now -
this life isn't mine
Something must break now -
wait for the time



jueves, 13 de marzo de 2014

Fobias Cinéfilas- Steve Martin

 
QUIÉN: Stephen Glenn Martin, siendo mundialmente conocido como Steve Martin, actor cómico.
HAY MOTIVO

Parece ser que es un muy buen cómico (aunque el humor americano y el nuestro no acaban de ser equivalentes), llegando a presentar el legendario Saturday Night Live y que ha logrado ganar un Grammy, varios Globos de Oro y hasta un Óscar honorífico (Wikipedia helps me). Pero, sencillamente no puedo con él, verle repetir siempre su papel de panoli medio tonto es superior a mí, provocando que cuando aparece en la tele, cambie de canal, aún a riesgo de caer en un documental sobre la reproducción de las orugas en cautividad.
Hasta aquí se le podría perdonar, porque igual soy yo el que le tiene manía pero con semejante destrozo que le ha hecho al pobre Inspector Clouseau, en ese infame remake de La Pantera Rosa, se merece éste homenaje. Si Peter Sellers lo viese le daría de collejas hasta que se le volviese el pelo azul.

PUNTO DE INFLEXIÓN:

El padre de la novia: Supongo que hacer un remake de un papel que bordó el gran Spencer Tracy le impuso demasiado y trató de superarlo convirtiendo a su personaje en un histrión, sobreactuando continuamente y convirtiéndose en un auténtico pelmazo.
Por lo que parece se encontró cómodo y hasta ahora no ha conseguido escaparse de este auténtico camino del exceso que ha elegido como opción.


SALVADOS DE LA QUEMA: 

La pequeña tienda de los horrores: Muy divertida película, menos mal que Stevie no era el personaje principal.

Dinero caído del cielo e incluso Un par de seductores, aunque en ésta última como Michael Caine se lo come con patatas, pues prácticamente no nos acordamos de nuestro amigo.

GALERÍA DE LOS HORRORES:

La Pantera Rosa: Sacrilegio e infamia, por arriba ya me he explayado sobre lo que pienso.

La Pantera Rosa 2: Pero es que alguien la ha visto después del bodrio cósmico que fue la primera???.

El padre de la Novia 1 y 2: Una pesadilla. Lo mejor es que sabes que va a acabar pronto.

Bowfinger el pícaro: si los intérpretes principales son Steve Martin y Eddie Murphy, ambos en baja forma, lo normal es que la película no trate sobre las enseñanzas del Dalai Lama. Compendio de tonterías y gracietas que durante su visionado provocan hastío, fastidio, repulsión y odio hacia la raza humana.

CONDENA:
Hacerle ver, sin descanso, todos los remakes que ha protagonizado.

¿POSIBLE REDENCIÓN?:
Verle protagonizar un anuncio de Grecian 2000 o puestos a pedir, que protagonice una película sobre Kojak.


EPITAFIO
He aquí un prodigio de contención, siempre con la palabra adecuada en el momento justo.

Otro de más dudoso gusto sería: Que Anne Heche sea bisexual no tuvo nada que ver conmigo.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Fred Uhlman- Reencuentro. Una crítica.





A veces uno quiere leer una historia corta, una de ésas que se leen en 2 ratos sueltos. Éste fue mi caso y al rebuscar por los estantes de casa posé la mirada en Reencuentro (L’amic retrobat) de Fred Uhlman. 96 páginas, literatura juvenil. A primera vista ya vi que sería perfecto para lo que quería.
 
La acción se sitúa en 1932 y el protagonista del libro, Hans, es un chico de 16 años que va a la escuela más prestigiosa y elitista de Stuttgart. Hans se limita a pasar desapercibido, sin amigos especiales e interesándose solo por las escasas clases que le llaman la atención. Todo esto cambia cuando en el mes de febrero, llega a su clase un nuevo alumno, Konradin Graf von Hohenfels, integrante de una de las familias más aristocráticas y con historia de Alemania. Al verle tan elegante y con su aura de seguridad, rápidamente quiere ser su amigo. Hans y Konradin congenian con facilidad y se convierten en inseparables durante los meses que restan hasta final de curso.

Hasta aquí no hemos mencionado un pequeño detalle que va adquiriendo importancia hasta convertirse en clave, Hans es judío. No lo hemos mencionado porque hasta entonces no era significativo pero a partir de la vuelta a la escuela, después de las vacaciones del verano, las cosas han cambiado significativamente. Los judíos, como consecuencia del ascenso de las ideas nacionalsocialistas en Alemania, empiezan a ser tratados como unos apestados y Hans empieza a notar toda esta hostilidad y vacío a su alrededor reflejándose en el clima cada vez más asfixiante que se ve obligado a soportar, así como en el cambio en su relación con su amigo Konradin, debido al origen familiar de éste muy conectado a los centros de poder de su país.

No desvelaremos nada más, simplemente comentar que muy al final del libro, Hans, vuelve a darse de bruces con ese año 1932, cuando tenía 16 años y conoció a su gran amigo, viendo como la política (por decirlo de alguna manera) se interfería significativamente en su vida, cambiándola totalmente.

El gran acierto del libro estriba en la sencillez con que nos explica, en una novela iniciática,  el ascenso del nazismo en un período muy corto de tiempo, teniendo como una de sus consecuencias el crecimiento a pasos agigantados del antisemitismo, incluso en escuelas de la alta burguesía. Y hablamos de 1932, cuando para el resto de Europa y del mundo, la Alemania nazi no suponía ningún problema, dentro del país personas que habían convivido sin ningún problema pasaban de ser vecinos a verdugos y víctimas en un lapso muy pequeño de tiempo.

También muestra la apertura de los ojos del adolescente ante la realidad de la vida y sus aspectos oscuros como el egoísmo, la pérdida del individualismo ante la pertenencia a una religión o raza y el miedo ante el poder creciente e indefinido de la masa, entre otros.

¿Literatura juvenil? Posiblemente. Pero este Reencuentro toca temas muy serios y su lectura me encantó dejando un poso agridulce.

Fred Uhlman en la Wikipedia

Recomendación: 

Elegir de manera eventual algún libro que a priori no se adapte a nuestros gustos, edad o género literario. Si sale mal, podremos criticar con argumentos.
 
Mientras escribía esta reseña he escuchado el espumoso Too True de Dum Dum Girls, el magnífico Occult Delight de Mode Moderne y para compensar tanto moderneo, escuché el imperecedero Armarios y Camas de La Dama se Esconde.