jueves, 26 de diciembre de 2013

Animic- Hannibal. Una crítica.


Anímic es un grupo que se había situado en un folk, a mi entender, falto de fuerza y que no hacía justicia a la magnífica voz de Louise Samson ni a las trabajadas letras de Ferrán Palau. Como esta corriente folkie me transmite más bien poco recibí el nuevo trabajo del grupo, Hannibal, con una cierta suspicacia y la sorpresa que me he llevado ha sido mayúscula, tanto que no he podido dejar de escucharlo desde entonces y se ha convertido en uno de los mejores trabajos que he escuchado en los últimos meses.

El disco empieza con dos delicias llamadas Horse’s Mane y The Others , canciones en  las que reina la fascinante voz de Louise Samson salpicada de exhuberancia instrumental, con precisos riffs de guitarras y cortantes bajos pero es la creciente presencia de la batería la que termina apoderándose de las canciónes.

Este protagonismo de la percusión pasa a ser el denominador común en la mayoría del disco y convierte a Hannibal, la canción, en una marcha de guerra que nos traslada a  tiempos del general cartaginés, atravesando los Alpes a lomos de su elefantes arrasando y devastando todo lo que encuentra a su paso. A continuación, la maravillosa Rei Blanc, con ese toque alucinado y vacilón que no deja de emparentarlo con el Close to Me de los referenciales The Cure.

Después de estas dos joyas un momento de pausa con Wooden Gun y sus teclados etéreos que nos desplazan a los oscuros ochentas mientras Louise sobrevuela por encima de ellos  (insistimos con The Cure, esta pieza encajaría perfectamente en Faith).

En El Crani i la Serp és Ferran Palau quien canta mientras los coros y las percusiones crecen y crecen sin parar llevándonos al desasosiego acorde con la letra de la canción.

Tras semejante prodigio toma el protagonismo Skeletons, convirtiéndose en una fantástica bomba rítmica de dos minutos escasos. Llega el momento de la reflexión con Oración que nos da un respiro después de tanta intensidad para rematar el álbum con la postrera Shoot Em Up, una pieza que va creciendo y creciendo y que nos lleva de su mano al Apocalípsis (aunque la versión en estudio solo deja intuir la fuerza del magnífico crescendo que realizan en directo) y te deja con ganas de más mientras en disco –o CD- ha dejado de girar en el reproductor.

En este nuevo trabajo, Anímic se han impregnado de oscuridad. Esto les ha proporcionado nuevas texturas y profundidades. Un magnífico trabajo con las percusiones ha tomado el protagonismo secundado por unas agresivas guitarras y unos punzantes bajos. Destancando siempre la fantástica voz de Louise Samson y un Ferrán Palau que saca nota alta en todos los temas que canta.

El disco transmite sensación de unidad con dos conceptos sobre los que bascula el mismo: la oscuridad (o muerte) y la guerra. La portada en blanco y negro con el esqueleto del mamut, el título del mismo –Hannibal- fabuloso guerrero, sus percusiones que se intuyen llamadas a la lucha, títulos como Skeletons, El Crani i la Serp o Shoot Em Up y de nuevo, la presencia del esqueleto en los vídeos no hacen más que reforzar esta idea. El hecho de que todas las canciones tengan un altísimo nivel y no haya ninguna bajada del mismo, también ayuda a ver el disco como un todo y no por partes disgregadas. Otro de los grandes aciertos es que a pesar de este envoltorio oscuro relucen perlas de pop incluso bailable como son Rei Blanc y Skeletons.

Definitivamente, Anímic han encontrado el camino a seguir y Hannibal es un gran disco que sitúa definidamente a la banda en primera línea dentro de la música “Indie” nacional. 

 SHOOT EM UP



HANNIBAL en Spotify


2 comentarios:

  1. Gracias!
    Eso de dejarme la lista de Spotify hecha es puro vicio ya.
    No los conocía, voy a ponerme ya mismo a ello
    Felices Fiestas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Spotify es un gran invento, está claro. Ya me dirás qué te parecen.

      Felices Fiestas para ti también.

      Besos.

      Eliminar