jueves, 29 de agosto de 2013

Klaus & Kinski- Mamá no quiero ir al colegio.

Doncs sí, avui ha tocat tornar al col.legi i, curiosament, s'han convertit en enemics els moradors de la tauleta de nit que fins aquest matí eren prou decoratius. Per més temps que tinguis, per més promeses de fruiment mentre resten dies per tatxar del calendari, mai et prepares pel retorn. Però arriba l'hora per tot; per aquella decisió que truca a la teva porta i que saps que s'ha de prendre, per iniciar aquell viatge que cambiarà la teva vida (evoquem Ítaca o seria pixar massa colònia?), per triar quin és el teu bàndol i submergir-t'hi fins al fons encara que estiguis amarat de dubtes o, per estrenar els teus nous llibres i mostrar els teus nous i magnífics bolis i quaderns.

Doncs tornarem al cole i ho disfrutarem (Pilot Automàtic d'Alt Rendiment Mode On) i que li donin molt a Verano Azul i la seva puta cançoneta.



 
 Mamá no quiero ir al colegio, porque hay gente y no es para mí,
Mamá no quiero levantarme, porque no me quiero morir,
Madre porque soy cobarde y mi intención es la de huir.

Mamá ya no quiero crecer, y ser adulto y trabajar,
Madre no debí comprometerme con la vida en general.

Mamá, no quiero trabajar,
Mamá, ni responsabilidad,
Mamá, no me quiero levantar.

Déjame, yo me quedo aquí a dormir
O convenceme en que todo me va a ir

Mamá no quiero esforzarme para a las chicas gustar
Mamá no quiero hacerme viejo y que no haya marcha atrás
Mamá yo no quiero ser valiente y poderme equivocar

Mamá, yo no quiero morir
Mamá, yo no quiero sufrir
Mamá, déjame dormir ya...

Déjame, yo me quedo aquí a dormir
O garantizame, que nunca me voy a morir

miércoles, 28 de agosto de 2013

Fobias Cinéfilas: Nicolas Cage






QUIÉN: De nombre real Nicolas Kim Coppola pasando a la posteridad como Nicolas Cage. Actor.

Pudiendo ser el sobrinísimo renunció a ello y se ganó las habichuelas por sus propios méritos.



HAY MOTIVO

Haber tenido la suerte o el olfato de aparecer en películas como Arizona Baby, Corazón Salvaje o Leaving Las Vegas, logrando obtener reconocimiento, fama, dinero y hasta un Óscar. Desde entonces no dar ni una en la elección de sus papeles.


Un buen día se despertó y creyendo que podía con todo se dijo a sí mismo: voy a hacer películas de acción. Desde entonces no le he visto más en la gran pantalla y él no ha hecho más que encadenar bodrio tras bodrio.


De todas maneras, su principal demérito es aparecer siempre con el mismo rictus de estreñido que le ha convertido en un actor uniregistral (el sufridor sobreactuado).



PUNTO DE INFLEXIÓN:

Leaving Las Vegas. Se imbuyó tanto en su papel de alcohólico irreversible que se le inmovilizó parte del aparato digestivo y pasó a tener estreñimiento crónico. De ahí esa cara de esfuerzo y sufrimiento permanente que se le ha quedado.

Es verle en la tele y no poder evitar cambiar de canal.


SALVADOS DE LA QUEMA: 

Peggy Sue se casó, Arizona Baby, Corazón Salvaje (fue Sailor, ni más ni menos), Bringing Out the Dead, Leaving Las Vegas (aunque sería incapaz de volver a verla).

De los últimos años: Kick Ass.

Se ha destacado su papel en Adaptation pero como no entendí la peli pues tampoco lo aprecié, lo siento Nicolas (por cierto, alguien entendió algo?) .

Posiblemente no sea justo (seguro) pero es tal la aversión que me produce que me costará ver algo más de él, salvo que sea atado.

Hay mucha gente a quien le gusta Nicolas Cage. Bueno, también gusta Phil Collins, el juego de los equipos de Mourinho y existen veganos convencidos...



GALERÍA DE LOS HORRORES:

Ghost Rider???? jajajaja

La inmensa mayoría de películas posteriores a Leaving Las Vegas son ridículas pero mención aparte se llevan Con Air, City of Angels y, especialmente, La Mandolina del Capitán Corelli así como cualquiera de las pelis de acción en que aparece con su carita contraída por es esfuerzo.



CONDENA:

Seguir haciendo películas de acción que no pensamos ver.



¿POSIBLE REDENCIÓN?:
Duphalac- Micralax- Dulco Laxo- Ciruelas- Aloe Vera (es increíble, sirve para todo).

Lo tiene crudo ya que ni el Botox le cambiará la expresión, aunque cuanto más mayor se haga podrá hacer papeles de abuelo achacoso en los que encajará con naturalidad.

Reírse un poco de sí mismo protagonizando películas de la Troma. ¿Para cuando Vengador Tóxico VII?.



EPITAFIO

He ganado un Óscar por Leaving Las Vegas y estoy que no cago.

jueves, 22 de agosto de 2013

Víctor del Árbol- Respirar por la Herida. Una crítica.




No había oído hablar de Víctor del Árbol (ni visto, ni leído) y de repente, con la publicación de Respirar por la Herida, empecé a encontrar referencias en múltiples páginas y blogs (de confianza y buen criterio), que sigo con más o menos asiduidad y todas ellas halagando el libro. Delante de esto, anoté el título del libro en la lista: novelas que han de caer a corto plazo.

La siguiente vez que fui a mi librería habitual me encontré la desasosegante portada del libro, con el tipo que te mira a la cara (extraída de un cuadro de Lucien Freud) y no pude más que llevármelo a casa.

Cuando un tipo te mira con esa mirada adusta e imperiosa no te queda más remedio que coger el libro  y empezar a leerlo rápidamente, no se nos vaya a enfadar dejando escapar toda la magia que contiene.

Prefacio: 3 simples planas que al acabarlas de leer ya te han provocado un agujero en el estómago. Justo después de leer la frase: “en ocasiones el dolor solo puede llorarse por dentro”.

Después de este “prometedor" inicio el libro empieza hablándonos de Eduardo, un pintor que en su día fue talentoso pero a quien la muerte de su esposa y su hija, en un accidente, han devastado por completo y le han llevado por una senda autodestructiva de la que aún no ha conseguido salir. Un buen día, Eduardo recibe un aviso de su marchante, Olga, comunicándole un trabajo: la famosa violoncelista Gloria A. Tagger quiere que le haga un retrato.

Cuando Eduardo va a visitar a Gloria ésta se lo confirma. Quiere un retrato pero no de ella, ni siquiera de su hijo difunto, Ian, sino del hombre que lo atropelló mortalmente mientras conducía borracho, el enigmático y exitoso empresario Arthur Fernández que actualmente cumple condena por ello.

Éste sería el planteamiento inicial del libro y no desvelaré demasiado más, pero en cada capítulo que se inicia se añade un nuevo personaje con su historia a cuestas y, como si estuviésemos en una fina y a la vez intrincada tela de araña, una hebra de esta nueva historia enlaza con el resto de personajes configurando un cosmos de relaciones.

Respirar por la herida es un libro triste y que en algunos momentos llena de congoja, ya que el tema principal es el dolor que provoca la ausencia de alguien (o algo) que ha sido arrebatado. Los personajes son zombies, unos más otros menos, debido a esta carencia. Esta ausencia, las causas de la misma, el dolor que provoca y el ansia de venganza (de hacer pagar el dolor con dolor) son los temas principales de la historia y sus consecuencias son las que unen y hacen encajar todas las piezas. 

Por el libro deambula Eduardo, que vaga sin rumbo sin su mujer y su hija. Gloria Tagger, que no sabe si quiere venganza mientras llora a Ian. Arthur, que también ha perdido a su hija Aroah y con ella, a su esposa, Andrea, que tras la desaparición de Aroah se ha perdido a ella misma. Ibrahim, que perdió su inocencia, su futuro y su amor. El Señor Who que perdió un padre y quiso recuperar unos orígenes que no tenía. Guzmán, que perdió un amor y con él, unos compañeros y unos ideales. El Armenio, que también perdió una hija. El único personaje que no pierde sino que busca es Graciela, que busca desesperadamente amor, junto a su especial hija Sara.

Todos ellos y alguno más que me dejo Respiran por la Herida, sin poder cauterizarla ni superar ese momento en que también dejaron atrás un poco de cada uno de ellos.

Víctor del Árbol sorprende con un libro magníficamente escrito provisto de un rico vocabulario muy preciso. Los personajes están perfectamente definidos y las motivaciones de sus actos son reconocibles. La estructura del libro con capítulos apriori sin relación con lo anterior y que terminan implementándose aunque puede que el lector no se dé cuenta, provoca que el autor suministre información de manera parcial dando lugar a continuas sorpresas. Otro gran acierto es que a pesar de que sea un libro que ahonda en la tristeza en ningún momento cae en el recurso fácil del sentimentalismo barato.

El gran, grandísimo mérito del escritor es crear un ecosistema con todos los personajes y sus historias e irlos encajando de manera paulatina (con la maestría de un delicado orfebre) para dar cuerpo a toda la historia y sus ramificaciones. En un determinado momento parece que todo sea causa del azar (como un Paul Auster en sus peores momentos) pero el autor empieza a revelar conexiones entre los personajes y la investigación que lleva a cabo Guzmán, acaba alumbrando el oculto nudo de la historia y sus ramificaciones, llevándonos a un final sorprendente. ¿Es todo casual? En absoluto.

Del final, lógicamente, no revelaremos nada pero solo cabe decir que las piezas encajan aunque esto no es una película americana donde todo se arregla en la última escena. Las piezas encajan, pero de la única manera en que pueden encajar.

A pesar de sus 520 páginas, la lectura de Respirar por la Herida es ágil y amena, teniendo un final absolutamente frenético. Cuando lo terminas entran ganas de releerlo para reconocer pistas que el autor iba dando y que habían pasado desapercibidas.

Libro fabuloso que desde aquí recomendamos sin el menor atisbo de duda.


- Perder a un hijo es como que te amputen una parte de tu cuerpo, una parte fundamental que a pesar de haber desaparecido sigue doliéndote como si siguiera dentro de ti. Como el dolor somático que siente usted en las terminaciones necróticas de su rodilla. Seguro que sabe de lo que le hablo.

Página web de Víctor del Árbol


Recomendación: 

Claramente Respirar por la Herida así como su libro anterior, La Tristeza del Samurai.

Para escribir esta reseña la música tenía que tener texturas. La elección fue el majestuoso Kveikur de Sigur Ros, el exquisito Before the Dawn Heals Us de M83 así como el increíblemento bello, triste y desasosegante 23 de Blonde Redhead.



martes, 20 de agosto de 2013

NIños Mutantes- Somos libres (Canción Italiana)



Tu voz de hielo
congeló mi corazón
y no ha vuelto
a sentir calor.

Yo no te quise
conceder la libertad
y tú te fuiste
y me enseñaste que ...

Somos libres,
somos libres,
amor...

Somos libres,
somos libres,
amor...

Tu voz de hielo
congeló mi corazón
y no ha vuelto
a sentir calor.

Somos libres,
somos libres,
amor...

Somos libres,
somos libres,
amor...
amor...
amor...


jueves, 15 de agosto de 2013

León Benavente- León Benavente. Una crítica.


Un buen día Yolanda me pasó un vídeo diciendo: “creo que esto te gustará”,  el nombre del grupo no me decía absolutamente nada: León Benavente, aunque ese bajo desquiciado y un cierto aire post-punk en los arreglos llamaron rápidamente mi atención, atrayéndome poderosamente.

Al buscar más información sobre ellos percibo como se empieza a generar un cierto run-run a su alrededor. El hecho de que Marxophone permita descargarlo en su página web no hace más que acrecentarlo.

Pero centrándonos en el disco, éste es una auténtica joya. Desde Ánimo Valiente, primer single, con guitarra, bajo y batería perfectamente ensamblados sobre los que domina la voz de Abraham Boba convirtiendo la canción en un himno de brazo levantado, una canción perfecta para iniciar un disco. Las Hienas y sus afiladas guitarras otorgan agresividad y un aire amenazante a la canción. La fantástica Estado Provisional, con su ritmo krautrockiano y un estribillo irresistible, logran un cautivador aire pop contrastando con la amargura de su letra. Sigue con los aires turbios y decadentes de Las Ruinas, con un bajo omnipresente y las guitarras salpicándolo todo. El ritmo desquiciado y enloquecido de La Palabra, con su letra descreída, funciona como una enorme bola de nieve descendiendo por una pendiente. La primera mitad del disco ha sido una enorme montaña rusa avanzando a velocidad vertiginosa.

La segunda parte empieza con la joydivisiana Décadas (y no solo por su título) con unos teclados atmosféricos que hacen tangible la decadencia que vislumbra la letra. Junto con La Gran Desilusión son los momentos de pausa del disco, en ésta cuentan con la gran Irantzu Valencia. Vuelven a subir la adrenalina en El Rey Ricardo, otra canción himno marcada por sus cortantes guitarras y su historia sobre un personaje ruin y egoísta. A continuación Revolución, con su demasiado parecido riff de guitarra al de The Age of The Understatement de los fantásticos The Last Shadow Pupperts. Demasiado parecido para mi gusto.

Y el disco termina con la tremenda Ser Brigada, donde Abraham Boba cuenta con la ayuda de Cristina Martínez para narrar una historia fantástica, mientras el resto del grupo se desboca en una instrumentación fascinante y llena de ritmo. La forma de narrar la canción me trae a la memoria la memorable Kill the Mosquito de los nunca suficientemente reivindicados El Hombre Burbuja.

Las letras del disco (combativas, agresivas y con cierto poso de melancolía) son muy visuales, lo que conjugado con la acelerada y taquicárdica base rítmica provoca que sea un disco ideal para viajar. En sus textos se refleja de manera metafórica la situación de desmoronamiento y empobrecimiento de nuestra sociedad, tanto a nivel moral como material. Una buena muestra de ello es la historia contada en Ser Brigada en que 2 individuos lo dejan todo atrás para irse al desierto y metamorfosearse en él, olvidándose de su pasado.

Las canciones encajan perfectamente con el estilo y el timbre de voz de Abraham Boba y el resto del grupo es una maquinaria perfectamente engrasada, con una sección rítmica a toda velocidad pero llena de matices, unas guitarras que a veces complementan y en otras cargan con un amenazante protagonismo y abundan teclados y órganos que acaban de dar cuerpo y empaque a las canciones. Todo ello en 38 minutos que se hacen escasos y te dejan con ganas de más, mucho más.

Otro gran disco para sumar a la excelente cosecha de discos nacionales que llevamos en este 2013: Triángulo de Amor Bizarro, Maronda, Belako, Tachenko y ahora, León Benavente.


Ánimo Valiente


Estado Provisional


Ser Brigada



León Benavente en Spoti

martes, 13 de agosto de 2013

Élmer Mendoza- El amante de Janis Joplin. Una crítica.



Este libro es mi primer encuentro con Élmer Mendoza, prestigioso escritor mexicano de novela negra, y lo compré guiado tanto por el llamativo título del mismo como porque me lo sugirieron los propietarios de la Librería Burma, especializados en este género.

El libro nos presenta al personaje de David Valenzuela, un muchacho de unos 20 años no demasiado listo o más bien, se podría decir que lo sacaron del fuego cuando aún le faltaba un punto de cocción. David siempre anda con aire despistado y la boca abierta mostrando sus grandes y salidos dientes delanteros. En el pequeño pueblo de la sierra en el que vive (en la región de Sinaloa) se ha organizado un baile, la novia de uno de los hijos de la familia de narcotraficantes del lugar se aburre y baila con David. El novio se presenta por sorpresa y, muy ofendido, agrede a nuestro protagonista. Éste, desde el suelo y en defensa propia le tira una pedrada que le parte el cráneo y le mata.

Para huir de la segura venganza que le espera, su padre decide que se vaya a la ciudad donde viven sus tíos. Allí empezará a jugar a béisbol en el equipo de su tío. Pronto destacará en ello por la enorme pericia de su brazo y eso le llevará a ser seleccionado para un equipo que realizará una gira por los Estados Unidos, siendo pretendido por los Dodgers de L.A., que le llegan a ofrecer un contrato. Mientras está en Los Ángeles se produce el momento culminante de su existencia, ya que nuestro protagonista conoce a Janis Joplin y su vida cambia totalmente desde entonces.

Durante el transcurso de estos acontecimientos afianza sus lazos de amistad con el Cholo, un compañero de equipo que en realidad es un pequeño narcotraficante con ambiciones y también con el Chato. Este último es su primo hermano (de joven le enseñó muchas cosas) y ha sido repudiado por su familia dado que lo ha dejado todo y se ha pasado a la guerrilla. La unión de un guerrillero, un narcotraficante y un chico especial dará lugar a todo tipo de situaciones y complicaciones durante el resto de la novela.

El libro bien se podría dividir en 2 partes: la primera de unas 100-120 páginas en la que el autor nos explica las habilidades y la buena fortuna de David, los progresos como narco ambicioso, inteligente y audaz del Cholo ya que consigue introducirse en un gran cártel así como el afianzamiento del Chato dentro de la organización clandestina, donde pasa a ser uno de los máximos responsables.

La segunda parte, que nos lleva hasta el final del libro, narra el encuentro de nuestros personajes con la aplastante realidad en función del diferente camino que ha elegido cada uno de ellos.

Durante todo el libro y, especialmente, en la teórica segunda parte el autor nos muestra diferentes aspectos de la vida en México: el poder de los narcotraficantes, la corrupción del sistema policial y judicial, los amplísimos poderes e impunidad con la que actúan las unidades especiales del gobierno en nombre de la Patria así como el machismo imperante en la sociedad mexicana. A un nivel más individual, Élmer Mendoza, nos señala a la ambición y codicia humana como motivadores del comportamiento humano. La vieja teoría de que el dinero (o el ansia de poder)  y el sexo son los motores que mueven el mundo.

En contraste a los temas citados está la personalidad de David, el chico es inocente y nada ambicioso. Renuncia a jugar a béisbol porque, simplemente, no le gusta; se enamora de Janis Joplin y le guardará fidelidad toda la vida a pesar de tener exactamente cero posibilidades con ella y es un amigo fiel e incondicional de los suyos. Todas estas características son tan chocantes para las autoridades que incluso niegan lo evidente (David no es listo o incluso diríamos que es un poco tonto) y le llegan a acusar de guerrillero colaboracionista, narcotraficante y todo lo que haga falta para justificar sus actuaciones tanto en nombre de la defensa de la Patria como respondiendo a intereses más individuales y egoístas.

Élmer Mendoza me ha sorprendido. El Amante de Janis Joplin está catalogado como novela negra cuando yo no la definiría así. Es la historia de un personaje y sus amistades enmarcadas en un México convulso dominado por los narcos y el poder político que quieren perpetuar su establishment a toda costa pasando por encima del ciudadano sin importarle lo más mínimo.

En la primera parte del libro los acontecimientos se suceden vertiginosamente (cierto paralelismo con Forrest Gump) y se leen con una rapidez pasmosa, debido al ritmo ágil y ameno de la narración despertando complicidad en el lector. La segunda parte se vuelve más lenta para así introducirnos en un universo kafkiano y lleno de obstáculos como metáfora de la infructuosa lucha del individuo contra el poder establecido, llevándonos a un final creíble eludiendo la tentación de una conclusión fantasiosa.

Es mérito del autor hacer encajar con naturalidad en la historia algunas situaciones ciertamente inverosímiles y aunque este escrito en un castellano muy mexicanizado se entiende y lee sin demasiada dificultad.

En conclusión, repetiremos con Élmer Mendoza.

Élmer Mendoza en la Wikipedia


Recomendación: 

Indagar en otros libros del mismo autor. Descubrir otros escritores sudamericanos de novela negra como: Mario Mendoza, Ricardo Piglia, Paco Ignacio Tabio II y unos cuantos más. 
Librería Burma en Madrid.

Escribiendo esta reseña escuché Conditions de The Temper Trap, el fabuloso Electro-Shock Blues de Eels así como el sorprendente León Benavente del grupo de mismo nombre.


martes, 6 de agosto de 2013

Irvine Welsh- Crimen. Una crítica.



Lo cierto es que el lanzamiento de Crimen me pasó totalmente desapercibido. Y no fue hasta que vi el volumen amarillo chillón dentro de la -nunca suficientemente ponderada- Colección Compactos Anagrama que me hice con un ejemplar del mismo.

Digo que me pasó desapercibido porque tengo encumbrado al escocés en los lugares más altos de la lista de mis autores favoritos.

En este libro conoceremos las peripecias de Ray Lennox, Policía del Departamento de Homicidios de Edimburgo, que está de vacaciones en Florida con su maravillosa novia Trudi. El viaje está motivado por un descanso forzoso del trabajo y durante éste, aprovecharán para preparar su próxima boda. Y Ray es un héroe, ya que ha conseguido detener a Mr. Confectioner, un despreciable asesino pederasta. Pero lo ha cazado tarde, cuando ya se ha cobrado una nueva víctima inocente en su cuenta de horror.

La culpabilidad por este hecho carcome inapelablemente a Ray, que recae en el consumo del alcohol y la cocaína, destrozándole física y anímicamente, debiendo tratarse médicamente una severa depresión, sin que ni siquiera la captura del pederasta sea un mínimo bálsamo para él. Todo esto provoca que no esté seguro absolutamente de nada y que constantemente sea una manojo de nervios dependiendo de los medicamentos y estando al borde de volver a abrazar sus vicios preferidos.

Al poco de llegar a Miami Beach, una discusión con Trudi se le escapa de las manos a nuestro amigo y vuelve a sus territorios conocidos, la cocaína y los bares, donde conoce a un par de chicas y acaba en el piso de una de ellas. Allí conocerá a Tianna, una niña de 10 años y a partir de ahí los acontecimientos se precipitan y el recuerdo del último caso en que ha trabajado sigue estando demasiado presente para permitir que le pase nada malo a Tianna, emprendiendo una apriori descabellada cruzada en favor de la menor.

En Crimen volvemos a encontrar las características principales de las obras de Welsh; personajes que actuan más rápido de lo que reflexionan, drogas y alcohol, referencias al Todopoderoso fútbol – los Hearts, concretamente-, enriquecedoras aportaciones en argot del lenguaje local de Leith y la sensación de frenesí –ya que siempre pasan muchas cosas y a toda velocidad- que recorre al lector leyendo sus obras.

En esta ocasión destaca la alternancia entre el presente en Miami Beach y los flashblacks de Edimburgo tanto referidos a la investigación como a su infancia. Los diferentes capítulos de la vida de Ray conglomeran parte de su carácter en la actualidad y, especialmente, hacen inteligibles sus motivaciones y sus odios.

Como hemos destacado anteriormente el ritmo es ágil, la acción vertiginosa y continuada, las diferentes tramas y subtramas de la novela engarzan fácilmente (aventura en Miami, convivencia y problemas con su novia, investigación anterior, relación con sus compañeros policías). Todo esto hace que, a pesar de sus casi 440 páginas, su lectura sea amena y fluida.

Si buscamos algo negativo: la huida se hace ligeramente pesada y el desdibujado perfil psicológico de Trudi, especialmente al contraponerlo con el perfectamente definido perfil de Ray. De todas maneras son detalles menores.

Con Crimen, Irvine Welsh vuelve a recuperar el nivel después de la ligera decepción que supuso Secretos de Alcoba de los Grandes Chefs y situándose cerca de las fabulosas Trainspotting, Porno y Cola.

Seguiremos atentos y fieles al escocés.







Otras Reseñas de Irvine Welsh:
SKAGBOYS


Irvine Welsh en la Wikipedia

Recomendación: 
Del mismo autor; Acid House, Trainspotting, Porno y Cola. 

Escribiendo esta reseña escuché el grandioso El porqué mis peinados de Sr. Chinarro así como Chronology of a Love Affair de Love Like Blood, un homenaje a una colección de mis canciones preferidas.


sábado, 3 de agosto de 2013

The Cult- The Saints are Down




I'm so blind I cannot see
you're so warm to me
I'm not there/you are here
Please take me

The saints are down

Life's so long or short should I say
I am here to get it on with you today
Girl you should know that I love you more than I can say
Sometimes I fear all those things that come down on us anyway

My saints are down Let me tell you why

Hey pretty good what you got to say
Whose fucking life is it anyway
Don't you know anything about anybody else
You're so wrapped up in your tiny self

Saints are down/you're saints are down
Down, they're down and they're not coming round
They're not easily found, and they're buried in the ground
Yeah they're buried upside down

Saints are down yes they are